sábado, 7 de marzo de 2015

TARTA DE TRES CHOCOLATES




Regresamos con esta espléndida tarta de tres chocolates ideal para cualquier celebración. Es muy fácil de hacer, pero requiere su tiempo. Con esta receta obtendremos unas 15 raciones aproximadamente.



Ingredientes:

-          150 gr. de chocolate negro

-          150 gr. de chocolate con leche

-          150 gr. de chocolate blanco

-          150 gr. de azúcar

-          750 ml de nata para montar

-          750 ml de leche

-          3 sobres de cuajada

-          1 tubo de galletas (yo usé galletas maría)

-          80 gr. de mantequilla



Preparación:

Para realizar la base de galletas, tenemos que picarlas o machacarlas y las mezclamos junto con la mantequilla derretida. Después de realizar la mezcla, la extendemos sobre un molde desmontable y lo introducimos en el horno durante 15 minutos a unos 150ºC.



A continuación, preparamos los chocolates, empezando por el chocolate negro. En un cazo ponemos el chocolate negro troceado, 250 ml de nata, 250 ml de leche, 75 gr. de azúcar y un sobre de cuajada (conviene diluirla previamente con un poco de leche), lo cocemos todo a fuego medio, llegando a hervir muy lentamente sobre un minuto. Cuando lo tengamos, lo vertemos sobre la base de galleta.



Para el chocolate con leche, seguimos el mismo procedimiento, pero en este caso pondremos 25 gr. de azúcar. Cuando esté listo lo vertemos sobre la mezcla anterior, con la ayuda de una cuchara, para reducir el impacto del chorro y que no se mezcle con el chocolate anterior.



Para finalizar, nos queda el chocolate blanco, que sigue el mismo procedimiento, pero al que no le pondremos azúcar (es un tema de gustos, si os gusta muy dulce le podéis poner un poco, pero hay que tener en cuenta que es una tarta bastante dulce por sí misma). Para verter la última capa debemos tener cuidado, para evitar que se mezclen los chocolates, al igual que en el paso anterior.



Una vez tengamos todas las capas dispuestas, dejamos enfriar la tarta y la introducimos en la nevera (mejor de un día para otro). Ya solo queda desmoldarla y decorarla a nuestro gusto. (En el caso de que queramos decorarla)



NOTA: Entre capa y capa no hay que introducir el molde en la nevera, el tiempo que tardamos en realizar el siguiente chocolate es suficiente para que se quede compacta la capa anterior.









3 comentarios:

  1. Antes que nada, tengo que decir que tiene muy buena pinta el pastel.
    Lo he hecho muhcas veces, aunque con Thermomix, que es más fácil. Después del cada capa de chocolate (menos la última) yo rayo la superficie con un tenedor para que se unan las capas al verter la siguiente y no se deslicen entre ellas al desmoldarlo y sea fácil cortarlo. Es un truquito que me dijeron y va muy bien ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Siempre son bienvenidos los truquitos y sugerencias :)

      Eliminar
  2. Ah, y también funciona sin poner la base en el horno, simplemente dejándolo en la nevera :)

    ResponderEliminar